Sociedad de Gerontologia y Geriatria del Peru

Nota de prensa sobre las Caídas en Adulto Mayor

E-mail Imprimir PDF
Caídas

Las caídas son eventos que, principalmente en niños y adultos jóvenes, tienen mínimas consecuencias y no mucha importancia.

En contraste, en la ancianidad son más frecuentes y de mayores secuelas, que en general se extienden a una pérdida significativa de la independencia funcional. Consideradas como un importante problema de salud en la tercera edad, son el resultado de una compleja interacción entre factores biomédicos, fisiológicos, psicosociales y ambientales.




1.- Las caídas representan una porción significativa de mortalidad y morbilidad en este grupo poblacional? Si tuviera algunas estadísticas, mejor.

Las caídas representan uno de los grandes síndromes geriátricos. Se estima que al año, el 30% de personas mayores de 60 años sufre al menos una caída y la frecuencia aumenta a más del 50% cuando consideramos a los mayores de 80 años y adultos mayores hospitalizados y residentes de casas de reposo. Es probable que la incidencia de caídas sea aún mayor, pues no se reporta en las historias clínicas o lo que es peor se consideran parte del envejecimiento. Las caídas constituyen las dos terceras partes de los accidentes en este grupo poblacional y están asociadas con un aumento de la tasa de hospitalizaciones, inmovilismo, deterioro funcional y mortalidad global.

2.- Los daños por estas caídas pueden acelerar el menoscabo de la salud?

Las caídas se producen como consecuencia de la interacción de factores intrínsecos, que dependen del propio paciente, como los efectos propios del envejecimiento, enfermedades crónicas (Ej. demencia, disminución de la agudeza visual, alteraciones de la marcha, anemia, enfermedades cardiopulmonares, incontinencia urinaria, uso de psicofármacos, etc.) y factores extrínsecos como las características del medio ambiente (Ej. iluminación inadecuada, pisos resbalosos, peldaños de escaleras en mal estado, calzado inapropiado, falta de apoyo familiar, etc.). Las caídas pueden provocar daños directos, como también condicionar el desarrollo del denominado síndrome de inmovilismo, donde todos los aparatos y sistemas sufren las consecuencias de la pérdida del movimiento. Algunos pacientes pueden sufrir un estado de apatía, inseguridad, temor a caer y desconfianza para reasumir sus actividades de rutina, denominado “síndrome post caídas”.

3.- ¿Qué medidas de prevención deben adoptarse para evitarlas?:

Algunas de las medidas más importantes son:

  1. Control adecuado del paciente y de sus enfermedades crónicas
  2. Detección y tratamiento de la hipotensión ortostática
  3. Mejorar las competencias neurosensoriales: movilidad, audición y visión
  4. Mantener un buen nivel de actividad física, observando cuidadosamente fuerza muscular, balance y coordinación
  5. Reducir el consumo de fármacos, especialmente de aquellos con efectos sobre el sistema nervioso central.
  6. Uso apropiado del calzado y de ayudas para la deambulación
  7. Control del entorno: iluminación, pisos, pasamanos, muebles adecuados, facilidad para la circulación, asideros en los baños, utensilios cercanos y colocar interruptores cerca del paciente.
  8. Enseñar al paciente a levantarse en caso de una caída
  9. Evitar la sobreprotección en caso de una caída
  10. Mantener una comunicación fluida con el resto del equipo multidisciplinario
4.- En caso que se produzcan, cuáles son las medidas inmediatas?

Lo primero es mantener la calma, evaluar los signos vitales y el nivel de conciencia, pedir ayuda, no movilizar al paciente si se tiene la sospecha de una contusión vértebro medular, verificar daños y dar al personal de salud toda la información necesaria para una adecuada atención.

5.- La fractura de cadera es el principal daño por estas caídas o existen otros, cuáles?

La fractura de cadera es el daño más temido en adultos mayores que caen, por su asociación con una elevada tasa de complicaciones, aumento de la mortalidad y deterioro funcional. En USA ocurren alrededor de 250.000 fracturas de cadera al año. Otros daños que se pueden presentar son: contusiones, desgarros, heridas, hematomas, traumatismos encefalocraneanos y de otra sede. En personas que han permanecido caídas durante varias horas se puede encontrar: hipotermia, delirium, deshidratación, rabdomiolisis e infecciones como neumonía e infección urinaria.

6.- Algo que Ud. quiera añadir o destacar.

Las caídas no son parte del proceso de envejecimiento ni deben ser atribuidas fácilmente a simples accidentes. Muy por el contrario ameritan un estudio diagnóstico para identificar los factores de riesgo propios de cada persona mayor y los eventos desencadenantes. Un trabajo en equipo y el aliento constante a la recuperación de cada paciente incidirán de manera positiva en su pronóstico.

Dr. Jaime Lama Valdivia

Presidente de la Sociedad de Gerontología y Geriatría del Perú

Referencias: La caída en adulto mayor

 
You are here:

Conexión Usuarios

Tenemos 26 invitados conectado(s)

Contactenos